La Moradita: Verano… ¿sin Paltas?

“Respecto al desempeño de La Moradita, nosotros nos esforzamos constantemente para innovar, crear nuevos formatos y adaptarnos a los cambiantes gustos de nuestros consumidores. (…) Sin embargo, (…) los volúmenes adicionales proyectados para el año se han vuelto poco atractivos y esa es la razón por la que hemos decidido descontinuar esta marca en el corto plazo” (José Borda, CEO de Corporación Lindley)

Se acabó el verano. Confieso que cuando terminé, el año pasado, de escribir La Moradita: ¿Se te hará el milagrito? y después de todo lo que se generó en torno a ella, pensé comentar nuevamente en un plazo de seis meses. Un título tentativo pudo haber sido: “La Moradita: Seis meses después”. Este comunicado, sin embargo, adelantó mis planes.

Comunicado_Inca Kola_Pulsa_PLAY

¿QUÉ PASÓ EN ESTOS MESES?

Además de los primeros análisis sobre La Moradita (pueden revisar lo escrito por Alexander Chiu Werner y Cristina Quiñones) y el bullying vox populi generado por todos los frentes (sobre todo en redes sociales), lo más preocupante es lo que nos enterábamos, en menos de un mes, por Twitter de cómo se producía el sobrestock del producto y se empezaba a vender a precio de promoción, por la compra de cualquier (ojo con la connotación de esta última palabra) gaseosa, jugo o agua desde 1L a más. Un llévatelo, por favor, urgente. Hasta donde recuerde, no hubo un caso parecido de este tipo de “oferta”.

Mientras esto ocurría, fuimos también testigos del episodio del disco del cantante Diego Dibós al “precio promocional” de S/. 1.00, por parte del súper mercado Plaza Vea. Estéfano Bullón, de Alterbrand, comentaba, en su post Contenido de a sol, que ambas marcas no supieron responder a lo sucedido a tiempo, contribuyendo a dar más polémica a sus detractores.

Y a todo esto, el evento en Plaza San Miguel creo que fue el punto máximo. Empezar a repartir “gratuitamente” La Moradita.  Si bien podrían estar “heladas”, al estar almacenadas en coolers, sin embargo, efecto del calor y la desazón colectiva, era deplorable enterarnos que cómo terminaban desperdigadas en el centro comercial o en el tacho de basura, con la mitad del contenido.

¿Se dieron cuenta del cambio que hicieron a la publicidad inicial que aparecía en banners de La Moradita? Acto totalmente desesperado, el asemejarlo con una chicha morada casera contenida en una jarra. ¿Se les habrá pasado por la mente que podríamos haberla pedido, en vez de una chicha morada convencional, en una cevichería, un domingo por la tarde?

En diciembre pasado, gracias a una idea que nació en Twitter bajo el nombre de #BembosMarketero, nos pudimos juntar (espero que se repita pronto) Estéfano Bullón, Carlos Mellado, Katherine Castañón, Andrea Wonka, Santiago Obando, Edgar Vega, Milton Vela y quien les escribe, en la cuadra 10 de Larco, Miraflores. Durante esa noche, conversamos sobre diversos temas de marketing y publicidad y el caso de La Moradita no fue la excepción. Cuando se comentó sobre el diseño del producto, se mencionó, aparte del poco desarrollo que tuvo este, la semejanza o el recuerdo que evocaba a una botella de Inca Kola reutilizada con chicha morada o de jora, para consumirla como parte de un menú o en una reunión de antaño.

¡Y llegó el verano! (como diría el inicio de su spot) e Inca Kola, lanzaba su publicidad en enero bajo el nombre ¡Verano sin Paltas! tratando de hacer borrón y cuenta nueva, de manera relajada, sobre lo ocurrido en los últimos meses con La Moradita y a pesar de tener un video con Andynsane, en su canal YouTube, que tiene más reproducciones que el spot principal, SE VENÍA LO INEVITABLE (si quieres conocer más sobre Andynsane, revisa nuestro post sobre él) 

Cabe rescatar, que quienes aprovecharon de buena forma la coyuntura fueron Cifrut (AJE) y Perú Sabor (Perú Cola) respectivamente, quienes reafirmaron su versión chicha morada, sin preservantes, sin colorantes y sobre todo sin gas y sabor casero. Elementos netamente contrarios a La Moradita.

¿Y AHORA?

Muy aparte de esbozar posibles respuestas a lo que pudo ser o cómo se podría haber reflotado La Moradita. Lo más preocupante son las consecuencias que informaba Portafolio, del Diario El Comercio, sobre la Corporación Lindley haciendo que sus métricas crediticias se deterioraran, a tal punto que las calificadoras de riesgo Fitch y S&P pusieron la nota negativa en los meses de noviembre y diciembre pasado, respectivamente, reflejando principalmente preocupación en la capacidad de mejora de ratios crediticios. 

Se quiera o no aceptar, La Moradita dejó una factura muy cara, por más que el Country Manager de Coca-Cola Perú, Ezequiel Fernández-Sasso, en su última entrevista para Diario Gestión indique que se tenga para este año proyectos que vayan al sentido del consumidor. ¿Habrán aprendido la lección?

Apoyo varias afirmaciones que he ido leyendo o escuchando, en estos meses, como que los estudios de mercados no son una verdad absoluta hasta que el producto salga al mercado, pero insisto que una “Edición Limitada” hubiera sido el mejor escenario para presentar a La Moradita. Si no resultaba, simplemente se acaba.

Este año Inca Kola cumple 80 años de existencia, pero considero que La Moradita va a estar en el subconsciente colectivo, por un buen tiempo. Para finalizar este análisis, les comparto la última instantánea que le saqué a La Moradita. No me provocó comprarlo, la veía y me pareció como si estuviera en una vitrina de un museo, recordando lo que en vida fue.

La_Moradita_Pulsa_PLAY

¿Qué más podemos aprender de La Moradita, Marketer@s?

PD1: “¿Has probado La Moradita alguna vez?” Minuto 25 del episodio de La Habitación de Henry Spencer, donde Luis Burneo le pregunta Harry Curwen, presentador de El Diario de Curwen si ha consumido La Moradita. Burneo hace una despedida, a su estilo. Merece la pena verlo.

PD2: Si quieren conocer otro punto de vista sobre el tema, recomiendo que revisen el post de Carlos Mellado, en marketerosPE. ¡Bienvenidos de vuelta, muchachos!

PD3: Gracias por todo el apoyo y las palabras de aliento recibidas, en estos meses, por lo hecho el año pasado con este blog. Se que este post de La Moradita debió de salir hace una semana, pero he realizado una reestructura general del blog y la creación de una cuenta Twitter (@pulsaplay_). Espero volver al ritmo de dos post por semana y sobre todo, que sean de su completo agrado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s